Dwight Hartigan, a sin place…

Regalo del destino

Lips of desire

La casualidad nos ha puesto de nuevo en el mismo camino, en esta enorme ciudad que en nada se parece ni a la tuya ni a la mía, te veré de nuevo y el encuentro me llena de ansiedad, me emociona.

Vivo tengo el recuerdo de aquella primera ocasión, el tiempo que compartimos en esa ciudad que se ha quedado grabada para siempre, Maracaibo es de por si una ciudad interesante, tan parecida al Monterrey que conozco, pero donde a tu lado los caminos, el tranvía, el lago, los parques, tienen una forma de gozarse muy distinta, pasan a formar parte de mi álbum de recuerdos que sólo comparto contigo.

Tomarse el tiempo, irnos conociendo, ir creando esa atmósfera que cubrió completo nuestros pensamientos, ser compatibles a la perfección, provocar al deseo para llegar a necesitarnos, hacer crecer lentamente esta llama sin dejar que el fuego nos devore, llegar a aquella primera noche a tu lado que sera para mí inolvidable, el tiempo justo de sentirte completa, de perderme en la magia de tus ojos que seducen y atraen, sentir tus labios carnosos que hacen llegar al éxtasis, percibir el tono de tu voz que mucho me excita, hacer crecer este juego del amor que aprendimos tan bien y que se volvió con el tiempo nuestro pasatiempo favorito, encuentros todos intensos que llegan hoy a mi memoria y provocan este deseo de ya verte, de estar contigo.

Tomo el teléfono, marco tu número, mis manos se humedecen nerviosas, espero escuchar tu voz y explotar de júbilo, me contengo, la llamada no entra, maldigo mi suerte, intento más tarde, por fin alguien contesta: “Financiera Venezuela…”, eres tú, me quedo sin palabras, sin aliento por un momento, en un breve lapso todos los recuerdos se agolpan en mi mente,  pero regresa la cordura y acordamos el encuentro, en esa ciudad, para repasar de nuevo todo lo antes vivido.

El momento llega, la noche ha ido trascurriendo, luces radiante, denotas seguridad plena, te diriges a mi lado, me tomas de la mano y susurras una invitación a huir del lugar, a buscar esos rincones secretos que nos devuelvan en el tiempo al juego del amor que con el tiempo hemos perfeccionado y no olvidamos…

Llegamos a la suite, durante el camino es inevitable abrazarte, besarte, confesarte al oído que me fascina sentirte a mi lado; en el lugar nos espera ese tinto Pago de los Capellanes que se bien prefieres y que pone tus sentidos al máximo, degustamos la mesa de quesos que fue puesta atinadamente en la habitación, damos paso a la plática, compartimos anécdotas, experiencias, vivencias, risas, me quedo prendido del hechizo mágico de tu mirada, de tu sonrisa, de tu belleza…

Te sorprendo, interrumpo abruptamente tu plática y cubro tus labios con los míos, es el momento exacto, cubro tu rostro, nuestros cuerpos se encuentran, empieza este rito de placer con caricias suaves extasiado en ese par de muslos firmes que son un regalo exquisito, tu piel de textura suave, tu cuerpo que recorro punto por punto, pliegue tras pliegue de tu figura, y de repente hacemos una pausa, me retiro para observarte en detalle,  eres tan hermosa, desearía sentirte toda la noche, saber que has sido mía durante tanto tiempo,  retiro entonces tu vestido para disfrutar la delicadeza de tus senos que al roce de mi piel siento su respuesta, excitante, fabulosa, cierras tus ojos en una petición de continuar las caricias, de seguir este juego…

Tu boca recorre mi cuerpo, prende mis sentidos y los libera de la pasión intensa, disfruto tanto ver tu mirada que brilla intensa al momento, se encuentra con la mía y como una señal invisible me indica “hazme tuya”…inundas completo mi pensamiento,  eres perfecta para mí, me pregunto ¿es este acaso un regalo del destino?

Mientras continúas explorando, provocando con tus caricias,  la energía acumulada se vuelve imposible de detener, vamos llegando al punto extremo del clímax, pero nos detenemos como sincronizados, me permites ahora sentir tu piel junto a la mía, es tu cuerpo desnudo una vista absolutamente maravillosa, tus ojos de placer que expresan mas allá de lo que puedo imaginar, tus pechos firmes ante la excitación absoluta, tu cabello delicado que cae sobre tu cara haciendo que mi cuerpo este plenamente excitado, tus caderas firmes en un vaivén que me tiene simplemente fascinado.

Estoy ya dentro de ti,  te siento tan unida, tan exquisita, tan llena de placer, me siento dichoso en ese instante por este nuevo encuentro, nunca pensé poder sentirlo así, nuestros movimientos cadenciosos que provocan, no dejan posibilidad de regreso alguno con lo que llegamos juntos al goce completo,  provocando con ello el estallido pleno, dejas caer tu cuerpo junto al mío, nuestros cuerpos quedan fundidos en un abrazo que durará por siempre, muy dentro de esta alma que tanto te extraño todo este tiempo.

Sentado aquí, en la ventana de esta habitación del  Avalon con la vista de la enorme Manhattan, repaso cada instante de este encuentro, puedo ver tu cuerpo reposando en la cama, el sonido de tus pies dirigiéndose al tocador, tu cabello húmedo cayendo en mi rostro que apenas vislumbraba la luz de la mañana y tu voz diciendo al oído…”jamás te olvido, te espero pronto”…

septiembre 26, 2007 - Posted by | Sensaciones y vivencias

2 comentarios »

  1. Excelente es el regalo cuando además de venir envuelto en piel, seda y encaje, se acompaña de un elixir a base de Flor de Azahar, Vainilla de Madagascar, una pizca de Miel y Jazmin de Sambac de la India.

    Comentario por Abogada del Diablo | septiembre 26, 2007 | Responder

  2. Bueno Abogada, si añades esa mezcla de aromas te juro que el momento es completo, único e inolvidable.

    Interesante combinación…

    Comentario por George Constantine | septiembre 26, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: