Dwight Hartigan, a sin place…

Sublime encanto de unos ojos verdes

Ojos verdes

Aún me pregunto que fue, tu forma de expresarte, el modo de describir tus experiencias y vivencias, la honestidad que se percibe al estar a tu lado, elementos completos que me atrajeron hacia ti, que me llevaron a querer conocerte, pero uno en especial llamó mi atención, el verde claro de tus ojos, ese hechizo que en mi provocaron…

La cita fue acordada, lugar y hora definidos, el tráfico en esta Ciudad que es insufrible y finalmente, tras un tiempo de espera, te veo llegar con el excelso porte que me encanta, luces apenada, por eso te recibo con un dulce beso en la mejilla, espero te sientas en calma, respiras profundo, me ofreces una disculpa, no me importa, estas aquí después de esperar tanto tiempo, luces hermosa, no me importa nada más…

Delgada, menuda, ataviada en un traje gris oscuro, una falda corta y una blusa blanca que resalta tu figura,  me regalas una una sonrisa tímida que en tí luce encantadora, en ese rostro que hace que te perdone todo, absolutamente todo.

Y después de la disculpa, del sonrojo, regresa esa mujer que conozco de tiempo, un remolino total lleno de energía, que externas en cada momento, experiencias, relatos, anécdotas, puntos de vista, el tiempo se pulveriza a tu lado, y durante todo este tiempo me voy grabando tu imagen, juegas con tu cabello en una forma seductora, lo recoges, lo sueltas, y esos ojos verdes que son un encanto aún en la oscuridad, seducen a cualquiera, reflejan la luna que nos acompaña esta noche, son parte de esa diosa perfecta que eres para mí.

Con tu presencia, envuelto en esa chispa que emites, hechizado por el embrujo de tu imagen, por la magia de tus mirada, es tu compañía, el deleite de tu cuerpo cercano, la necesidad de tenerte cerca lo que se vuelve primario, el momento se vuelve exquisito, todo lo demás desaparece, se vuelve transparente con el brillo de tu rostro, con el sonido de tu voz…

No lo puedo resistir, sentirte tan cerca, percibo un elixir mágico que flota en el aire que me hace sentir tan atraído a ti, sentir tus labios, aprisionarlos, cual fruta disfrutar su jugo, sentir su miel,  probar el sabor de tu piel,  es una fuerza magnética que conforme pasa la velada crece a cada minuto, en cada mirada, en cada palabra,  ese remolino me va llevando y yo no me opongo, voy tocando tu mano, sigo extraviado en ese verde de tu mirada, no puedo dejar de admirarlo cual obra de arte en tu rostro, acaricio tu hombro, hasta sentir tu cercanía que inevitablemente me lleva a tu boca, que me ofrece el sabor a uva Tempranillo que proviene de ese vino que compartimos, y que mezclado con tu aroma es mezcla peligrosa de pasión y deseo.

De nuevo te sonrojas, tu sonrisa ingenua que intenta disculparse, pero que a su vez busca de nuevo mi boca para completar la prueba de sabores, de olores, de sensaciones, que nos obligan a abandonar este sitio buscando el lugar donde poder encontrarnos completos, plenos, sin ataduras…

El momento de disfrutar tu piel llega, te tengo de frente y tus ojos continúan esta misión de dejarme fascinado, son seducción absoluta, me concentro en tu figura completa deseando disfrutar el momento con toda la ansia esperada previamente, así que despacio, con toda precaución voy despojando tu blusa, delineando la forma de tus pechos, saboreando con mis labios y recorriendo tus pezones, retirando tu falda y recorriendo tu abdomen, tu espalda, tu piel resulta suave y exquisita, tu cuerpo al descubierto es aún más maravilloso, puedo cumplir mi deseo y acaricio, beso, cubro tus pechos con mi boca, tengo a plenitud ya tu cuerpo y es un disfrute pleno, me fascina el contacto de tu piel con la mía, me gusta el sabor de tu sexo y sus reacciones, lo disfrutas plenamente, lo expresan tus gemidos, la forma de recorrer tus manos por mi espalda, siguiendo un camino delineado que recorre mis piernas, mi cadera,  cubres hasta mi sexo, en un exacto balance contigo, haciendo reaccionar de tal forma mis sentidos, en una  pasión intensa que predomina, en una intensidad que  ambos gozamos…

Y esta búsqueda continúa, conocemos nuestros cuerpos, compartimos sus secretos, te encuentro de espaldas, recorro tus pechos, tu abdómen, mi mano baja y acaricia levemente tu sexo, mis labios acarician tu espalda, tu cuello, y mis sentidos se pierden en este vuelo de fantasía por el que tu cuerpo me guía, la pasión se intensifica al recorrerte para dejar grabado tu cuerpo en mi memoria, y así,  de espaldas, te penetro, encontrando otra imagen inolvidable, tu espalda en pleno, tu cabello que me encanta acariciar, tu trasero que disfruto pleno con mis manos, tu cintura exquisita a la cual me aferro para intensificar lo que sentimos, mi sexo dentro del tuyo envuelto en la fuerza del placer absoluto, que con cada caricia libera una desbordante energía, tu cuerpo responde a cada detalle, a cada movimiento, incrementando la temperatura de nuestros cuerpos, brotando la humedad en la que nos impregnamos, haciendo que el lugar arda hasta su más escondido rincón.

Intento controlarlo pero es imposible, tu espalda extendida, tu cuerpo en pleno gozando las caricias, tu sexo húmedo y cálido que acoge tan bien al mío, el roce de tu piel suave y delicada, el sentir tus manos recorriéndo mis muslos, acariciando, arañando, el encanto de tus pechos erguidos, rígidos, excitados, sensaciones completas que desbordan en tu cuerpo, explotan en un momento y detienen el tiempo, sólo escucho el grito ahogado que surge de dentro de tu alma, de muy dentro de ti,…

Y dejamos que termine esta velada, exquisita, inolvidable en cada momento, en cada recuerdo de ti, dejando grabada para siempre la imagen de tu rostro, con ese par de gemas verdes que luces plenamente en tu mirada, en un verde profundo en el que aún a la distancia, me parece que jamás olvidaré.

octubre 8, 2007 - Posted by | Sensaciones y vivencias

17 comentarios »

  1. Su estilo es cada vez es mas depurado, se lee con un ritmo maravilloso.

    Y si, ya se estara dando cuenta usted que no soy buena respetando mis propias reglas…que le vamos a hacer, pero es que sus narraciones le ganan a la fuerza de voluntad.

    Comentario por Beatrix | octubre 9, 2007 | Responder

  2. Perdone usted el abuso del espacio, pero olvide mencionar en el mensaje anterior, que esa guia que tuvo a bien compartir con nosotros sera de mucha utilidad, sobre todo para aquellos que disfrutamos de un buen vino.

    Comentario por Beatrix | octubre 9, 2007 | Responder

  3. Beatrix:

    Gracias, si vieras que tengo una fenomenal guia -antes tenía una correctora tambien pero parece que renunció-….

    Y si, olvidaste la promesa, pero bueno, quedamos una semana solamente ¿te acuerdas? en fin, sobre advertencia no hay engaño…

    Y, así como el chocolate -hoy lo se-, el vino es un placer completo, un mundo fascinante que se descubre constantemente, ojala lo disfrutes como yo lo hago.

    Comentario por George Constantine | octubre 9, 2007 | Responder

  4. Como que la correctora le renuncio? que caray…sabe? posiblemente la bolsa de beneficios no era muy atractiva, no se, se me ocurre. O posiblemente ande un poco apurada, y no ha tenido tiempo de corregir su trabajo.

    Pero no se desanime, al trote que lleva no le hace falta.

    Y si tanto el chocolate como el vino son placeres que demas de completos se complementan muy bien! ahora yo tambien lo se.

    Comentario por Beatrix | octubre 9, 2007 | Responder

  5. De la correctora un día ya no se supo nada, algunos dicen que anda por mundos faericos y que regresara en su momento, pero eso, solo ella lo sabe.

    Hoy con la guia literaria que tengo, “creo que empiezo a entender”

    Y la recomendación de hoy: tinto chileno Oveja Negra Cabernet – Syra (excelente combinacion 70-30).

    Comentario por George Constantine | octubre 9, 2007 | Responder

  6. Pues con toda la pena mi estimado, pero eso de los mundos faericos no mas no lo entendi, y mire que recurri al diccionario y me dice que tal palabra no existe…

    Ah pues lo celebro, ya somos dos!

    Y la recomendacion es excelente! balance perfecto entre los dos tipos de uvas.

    Comentario por Beatrix | octubre 9, 2007 | Responder

  7. ¿¿ Será por eso que mi correctora anda extraviada y no regresa ?? Algún dia ella misma lo explicara entonces.

    Comentario por George Constantine | octubre 9, 2007 | Responder

  8. Señor amable, amabilísimo: Tuve la torpeza de olvidar que este era su espacio y le dejé una suculenta carta de elixires mitad mundanos, mitad hasta no verte Jesús mio en la “caza” de Marvin. Aunque claro, usted que es un sibarita y ya se le tiene reservado un sitio en el Cielo con beldades que ya sabe usted qué libro le garantizan siempre virgenes, imagino que ya habrá probado.

    Comentario por borregata | octubre 9, 2007 | Responder

  9. Los he leído, los he grabado y los tengo en lista para degustarlos en el justo momento.

    Aún con esta vida sibarita hay cosas que faltan por descubrir, por eso le agradezco las referencias, pronto le haré saber las experiencias vividas, exquisitas seguramente…

    Comentario por gconstantine | octubre 9, 2007 | Responder

  10. Ah ¡ Claro! pero recuerde lo de la Luna en Acuario eso es imprescindible

    Comentario por borregata | octubre 9, 2007 | Responder

  11. Ya habra quien me lo indique cuando esa Luna aparezca seguramente…

    Comentario por George Constantine | octubre 9, 2007 | Responder

  12. ¡válgame el cielo! ¿cómo que su correctora renunció pues? Alguien debería avisarle de perdida pa’ que se entere. Pero si no, pues yo me apunto, pa’ luego es tarde, ja ja ja.
    Palomilla populista

    Comentario por Fab | octubre 10, 2007 | Responder

  13. Sobre lo faérico, este término se usa para definir que es relativo a las hadas, es una derivación del inglés Fairy, utilizado sobre todo en la tradición celta y en las clasificaciones que hablan sobre los seres elementales.
    Morgana de las Hadas vuelve a Avalón después de realizara su cometido, vuelve a su mundo faérico.

    Palomilla que custodia la llave del mundo faérico que protege.

    Comentario por Fab | octubre 10, 2007 | Responder

  14. La verdad me siento un ente extraño. No he probado las cerezas, no he probado el vino.
    Mhh que cosas tan extrañas
    Palomilla con defectos existenciales

    Comentario por Fab | octubre 10, 2007 | Responder

  15. No, yo nunca dije que hubiera renunciado, lo que mencione fue que un buen día desaparecio…

    Pero con alegria veo que ha retornado -Palomilla al fin-, esperando que sus labores de custodia de ese fascinante mundo faerico que disfruto cuando lo relata no la distraigan.

    Comentario por George Constantine | octubre 10, 2007 | Responder

  16. ¿Y como podría olvidar ese momento, si fue único?

    Lo mejor del relato son los detalles, es un viaje a las sensaciones.

    Felicidades.

    Comentario por cuatroletras | octubre 10, 2007 | Responder

  17. Exacto 4L, un viaje a las sensaciones, recorriendo el recuerdo de esos instantes, y tratando de compartirlos con quien lo lee…

    Comentario por George Constantine | octubre 10, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: