Dwight Hartigan, a sin place…

Do something good to me…

Mmmhhh, como se antoja caray…

 I’m over here
Looking at you
You’re over there
Watching me too
Both painting pictures of
Of how we’ll kiss and fuck
So what we gonna do
(So what ya gonna do? What ya gonna do)
Tell me why we’re standing here
The moment’s passion’s all so clear
You’ve got my mind blown
And baby, I’m ready to go
But uh
If it’s worth your while
Say something, say something
If it’s worth your while
Say something good to me
Hey, hey, hey
Hey, hey
If it’s worth your while
Do something good to me

(Let’s make it)
Hot as you can stand it
Something like volcanic
You know it seems organic
Just like the stars and planets
Yeah, we are
So what you gonna do
(So what ya gonna do? What ya gonna do)

Tell me why we’re still in here
There’s nothing for us to fear
I could tell with my eyes closed
Now baby, I’m ready to go

But uh
If it’s worth your while
Say something, say something
If it’s worth your while
Say something good to me
Hey, hey, hey
Hey, hey
If it’s worth your while
Do something good to me

If it’s worth your while
Say something, say something
If it’s worth your while
Say something good to me, baby
Hey, hey, hey
Hey, hey
If it’s worth your while
Do something good to me

[Snoop Dogg:]
Everytime I fall though
Want me to speak on the word or two
It’s the D-O-double-G
And I do it so lovingly
Diggin’ this track by the Neptunes
Babygirl, follow me to the rest room
Now get buck wild
Shhh, don’t make a sound
I’ll take you, lay you down
Make your body go round and round
Do you want me to
Don’t say you won’t
I know you do
Most girls play shy
It won’t hurt until you give it a try
I know you like my smile
Dig my style, dig the bow-wow

Anuncios

noviembre 30, 2007 Posted by | Videos fascinantes | 1 comentario

Humedo deseo

bath tube experimentes

Tu cuerpo recibe las primeras gotas del agua cálida que brotan de la regadera, se posan en tu piel, la acarician, mientras que tu mente viaja hasta el lugar donde te encuentras conmigo, cierras los ojos y puedes percibir la brisa de mi respiración en tu espalda, por tu oído, sientes mi cuerpo desnudo detrás de tí…

Abres los ojos de nuevo, el agua ha cubierto la plenitud de tu cuerpo, delgados hilos húmedos se deslizan por tu espalda, hacen pausa en tus hombros, toman dirección a tu cuello, bajan sigilosamente por tus pechos y se posan en su centro, bañan delicadamente tus pezones y con ese contacto basta para provocarles reacciones, y tus ojos de nuevo se cierran para llevarte conmigo…

Sientes el contacto de mis manos acariciando tus pechos, excitandoles suavemente, confirmando con ello que en tu cuerpo se despierta algo, mientras que la brisa de calor que el agua emite nos llega al rostro, dejando rocío en tus labios invitando a probarlos, sientes así como se posan en los tuyos, se unen con fuerza dejando su huella que permanece hasta hoy tangible, tan fuertemente que aún sin estar ahí los traes con el recuerdo, con la memoria de aquellos momentos compartidos, y con la luz, tus ojos se abren de nuevo…

Es ese roce tibio el que deleita la superficie de tu cuerpo, llega ya a los rincones escondidos donde el placer habita, se ha acumulado ya tanto tiempo y esta listo para desbordarse, para ser liberado al más mínimo toque, llevándote a extremos que jamás pensaste, que sólo imaginas, tus manos se deslizan y llenan a plenitud tu piel de esa sensación, deseando, imaginando que sean en realidad esas manos fuertes, firmes, las que te van acariciando, van dejando huella indeleble por donde pasan, desean llegar más allá, tocar, acariciar, robarte el suspiro y el aliento, dejarte quizá sin fuerza alguna después de ese encuentro de cuerpos deseosos, húmedos, cálidos, extraviados, buscándose mutuamente, entregados a sus más plenos deseos, en ese momento tus ojos se cierran, y llegas de nuevo a mí entera…

Estoy ahí, te tomo por la cintura, te acerco a mí, mis labios rozan el lóbulo de tu oído, en un arrebato de placer lo muerden, escucho tu expresión suave, emites un leve gemido que indica cuanto tienes guardado para dar, sientes mi erección rozando ese punto donde el placer se ha acumulado, deseando sentirse dentro de ti para fundirse entero, para ser cubierto, acariciado por esos labios que en forma de capullo tu sexo forma, en donde la humedad del lugar se mezcla con el dulce néctar que ahí surge, pero que es perceptible, deliciosamente reconocible por mi paladar, me postro ante ti, siento el líquido caer sobre mi cabeza, refresca mi lengua para poderla llevar a dibujar maravillas en ese sitio tan tuyo, que me ofreces y del cual bebo sin límite, con el único fin de mantener el vuelo aún más alto, donde la vista se pierda, y el sentido también…

Te estas tocando, no dejas de hacerlo, exploras tus puntos internos que bien conoces imaginando, sintiendo que son mis labios los causantes del magnífico placer, con tu otra mano sigues recorriendo tu cuerpo, tus pechos portento de dicha completa, tus labios que inflamados parecieran explotar, sigues tu tarea de descubrir aún más, estoy a tu lado aún sin estarlo, esta relación nos ha dejado huellas tan profundas que podemos estar unidos, juntos, aún a la distancia, tan solo usando la imaginación, el recuerdo…

Una leve exhalación indica lo alto que has llegado, lo lejos que este placer te ha hecho sentir, pero por dentro existe un deseo absoluto, sentirme dentro de ti, consumar plenamente el acto sublime de crear el amor, de volverlo un arte perfecto, de dibujarlo como si fuera una obra maestra, y es así como tus ojos me indican ese deseo, dan ordenes precisas las cuales sigo sin cuestionar, no sin seguir marcando tu piel con mis labios, continuando el paso que esa delgada y tenue superficie de agua va haciendo contigo, por tus tobillos, tus muslos, tu entrepierna, dejando de nuevo el recuerdo del aroma de placer en tu sexo, siguiendo por tus caderas, tu trasero, la espalda que al contacto se arquea, se extiende, cortas el aire con una nueva exhalación, con un gemido grave que pide, que exige llegar a más, llego hasta tu cuello y voy secando la humedad acumulada, se siente cálido, aún más cálido conforme me voy adentrando, tus manos buscan mi piel, la rasgan, tu cuerpo de nuevo se inclina, se postra invitando a descubrir, y es así como entro en ti, lentamente, dejando que sientas la plenitud de la excitación conforme voy fundiendome contigo, conforme mi sexo se cubre totalmente del tuyo, de su calor, de su humedad, tus ojos no desean abrirse, se cierran como no dejando escapar el mínimo placer que en ese momento vas sintiendo, mientras voy siguiendo el ritmo de nuestros centros absolutos, entra y sale mi sexo suavemente en el tuyo, se va intensificando, tal cual como el calor que en el lugar se siente, que evapora esta humedad que existe, dejando sólo esta sensación de enorme energía, una energía que se libera dentro de ti, y que me transmites plena al sentirme a tu lado, dentro de ti, unido enteramente a ti…

Y abres tus ojos, caes rendida, extasiada, buscando mi presencia, mi abrazo, mi apoyo, mas sin embargo no encuentras a nadie, estas sola, pero a pesar de esa ausencia, inmensamente feliz…

noviembre 27, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 16 comentarios

Like you”ll never see me again

noviembre 27, 2007 Posted by | Videos fascinantes | 2 comentarios

Y se va la vida

synth-noir.jpg

Siento como el recuerdo me traspasa, me parte en dos, sensaciones internas que van cubriendo mi cuerpo, que van llenando de oscuridad y van dejando su terrible huella en mi mente, la soledad es inmensa en este lugar, solo me encuentro enfrentado ante mis temores, ante mis demonios, ante mis pecados que hoy se presentan frente a mí implacables, prestos a hacerme pagar todo aquello que he causado en este tiempo, sin posibilidad de argumentar absolutamente nada, sin probabilidad de perdón alguno que me permita ver la luz que me guió durante tanto tiempo, que he perdido para siempre, que me ha sido prohibida hasta el final de este mundo, si acaso existe final, pues parece que el veredicto es una condena eterna.

Me cubre esa sensación de vacío el cuerpo, estoy abandonado plenamente a su merced, un frío intenso me recorre, subyuga mis sentimientos y los absorbe por completo, no existen ya, tan solo observo las yagas que aparecen en mis manos, en mis brazos, la forma como mi piel se quiebra, dejando brotar la sangre, que llevo a mis labios para poder alimentarme de algo, pero tampoco percibo sabor alguno, solo siento que mi cuerpo se va tiñiendo de rojo, y que el vacío que siente mi alma se vuelva más, y más profundo, dejando completamente árida mi ilusión, aquel deseo que habitaba en mí y que me daba vida y que ahora también me ha abandonado.

Es en esta oscuridad donde me he ido perdiendo, lenta, tristemente, donde a cada paso que doy me sumerge aún mas en este abismo que parece nunca acabar, pero al cual me he ido acostumbrando tanto, que hoy habito y reconozco perfectamente en sus trechos, sus caminos pedregosos y empinados, donde mis pies se clavan y dejan huellas de dolor intenso, sus cavernas oscuras y gélidas donde dormito deseando no despertar ya nunca, la lluvia que como ácido quema mi piel dejándola marcada como recuerdo del sufrimiento que aquí debo vivir, por todo aquel dolor que a los demás hice sentir, el aire que con su composición tóxica se introduce en mis pulmones quemando, pulverizando lo que llevo adentro, dejándome sin respiro, sin ánimo para continuar un camino desconocido, sin sentido alguno,  pues mi destino se ha perdido, no depende de mi, depende de otros entes, de seres que incluso desconozco pero que marcan impasibles ese trayecto que sólo ellos hoy conocen, que son parte de esa imagen que vive en mi mente, que me atormenta paso a paso, que no me deja en paz en ningún momento, pero que también son el  motivo que me impide terminar con este sufrimiento, pues mi orgullo ha de ser más grande que este dolor, no me verán nunca caído al alcance de las fauces de las bestias que habitan esta pradera, no por supuesto, puedo ser más hábil que ellos, puedo engañar, seducir, distraer, eso aún no lo olvido, no lo he perdido, son mis armas útiles con las cuales sobrevivo en este mundo, y serán aquellas con las que pueda encontrar el camino de la verdad, de la única y absoluta verdad que me habrá de guiar hacia ese lugar de calma, de remanso, en donde mi alma podra descansar tranquila, donde mi cuerpo puede ser entregado al final de su camino, donde mi alma puede volar libre, donde puedo al final ser sólamente yo.

noviembre 26, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 5 comentarios

Soft

Soft

  

Vivo inmerso en lo más profundo de tus deseos, habita en mi esa sensación de sentir tu cuerpo unido al mío, llevo en mi pensamiento el recuerdo de aquel momento en donde nuestras intenciones se conjugaron y crearon fantasía, gloria, extasis.

Puedo descubrir lo que tu alma anhela en la profundidad de tus ojos, reconozco así que una llama interna te va devorando, y con el brillo intenso de tus pupilas en la oscuridad de la habitación  se que la caza ha iniciado, que deseas volverme tu presa, que estoy a merced tuya.

Te mueves sigilosa por la habitación en donde la luz se ha apagado, puedo percibir tu aroma al cruzar por el pasillo, esconderte tras la puerta, llegar despacio hacia el sofá donde me encuentro, abordar conmigo hacia el lugar del placer extremo, enlazar tus brazos por mi espalda, empezando el ritual tan conocido y que buscamos perfeccionar en cada encuentro.

Te voy dejando que recorras mi pecho con tus manos, siento su calor al deslizarse por mi piel, vas dejando marcas de tus labios en mis hombros, en mi espalda, vas bajando hacia mis caderas, y buscas afanosa un punto donde mis fuerzas cedan ante tí dejando con ello una ventaja que te haga imponer tu condición.  

Siento tus uñas clavarse en mi abdomen, palpando la dureza de mi cuerpo, y haciendo un preámbulo hacia el encuentro con mi centro de placer, tus dedos lo acarician, lo toman suavemente esperando su respuesta, encontrándola, es mi placer erecto ante tu figura, ante la excitación que con tu piel provocas, en la espera previa a unirse a tu sexo, a que lo cubra completo con su calor y en sus embates te haga volar al fin del Universo.

Mi neutralidad ante tus acciones se rompe, paso a ponerme frente a ti, te veo completa, y te voy despojando de tu vestido, de esa exquisita lenceria que con cuidado portas, ese conjunto verde que te luce maravillosa, disfruto y aspiro el aroma a vainilla y jazmin que tu cuerpo emite, hasta que vuelvo a encontrar ese cuerpo desnudo que siempre me provoca, no importando que esta sea la enesima vez que lo observo, que lo exploro, que lo descubro, siempre encuentro un lugar en donde tu placer se esconde, en donde la búsqueda afanosa de mis sentidos en ti hallan el lugar donde pertenecen, donde ajustamos nuestros cuerpos, nuestras formas a la perfección.

Continúas tu con esa labor de provocarme, de despertar todos mis deseos en conjunto para desbordarlos en ti, tus labios rozan mi sexo en su paso hacia mis muslos, doblo mis rodillas para acariciar tu espalda, para disfrutar aún más esa imagen perfecta, la sensación de tu cabello acariciando mis piernas, de tu mirada al buscar la mía con ese hechizo que penetra, que prende la fábula de mis pensamientos, activa mi mente para realizar las más intensas fantasías.

Te tomo suavemente, conforme te incorporas voy marcando mi camino con mis labios, hasta llegar a la unión de tus pechos, firmes, duros, deseosos de ser cubiertos en su totalidad, de tener de nueva cuenta esa experiencia subliminal al momento de llegar a tu pezón, a tu aureola, morderles levemente, disparando un toque eléctrico por toda tu espalda, llegando a tu sexo, provocandolo, poniendole al rojo vivo al igual que todo tu cuerpo.

Te recuesto en el sofá que ha sido testigo de ya tantos encuentros entre nosotros, me deleito con los brillos que deja la tenue luz de luna llena sobre tu cuerpo, marcando tus formas, dejando a la imaginación lo que en esas sombras se esconde, definiendo caminos que decido recorrer, primero con mis manos, después con mi boca, finalmente con todo mi cuerpo que se vuelve cómplice al tuyo al primer íntimo contacto.

Mis labios ansiosos siguen el recorrido, van definiendo cada parte de tu cuerpo, la van dejando grabada en la memoria para que se quede así por toda mi vida, paso a paso, voy llegando a tu cadera, a tu cintura, tu abdomen que tiembla levemente a mi contacto, paso por tu espalda, la humedezco en esa curva que se forma antes de tu trasero, me detengo un momento, lo observo, firme, con piel suave, mis labios me piden llegar a ese punto, no lo niego, es un deleite sentir la forma que tus muslos se cierran firmemente, ocultando tímidamente la humedad que va brotando suave, lenta, y mi excitación se incrementa, te doy vuelta para probar de ese nectar, mi lengua lo recibe mientras acaricia con movimientos circulares ese lugar de origen, el centro de tus placeres, tu sexo total entregado a mi.

El cielo se siente cercano, una luz intensa te ciega, tu mirada se nubla, tu corazón palpita a cada momento más y más, un calor te invade de pies a cabeza, deseas morder, rasgar, rasguñar, pides un momento de paz que te permita pensar pero no llega, es el placer que mis caricias en tu sexo provocan lo que te esta poniendo fuera de ti, y lejos, muy lejos de aquí, hasta que en un instante todo se pierde, no hay ruidos, emites gemidos que han ido creciendo pero no los escuchas, no hay tiempo, se ha detenido, dejando grabada en la eternidad esa imagen de tu rostro liberando toda su pasión, no hay nada más, solo tu y yo.

En ese lapso donde el tiempo no existe, donde tu placer parecía haber llegado al límite, sientes mi sexo penetrar en tu cuerpo, cubierto por el calor completo del tuyo, lo abraza intenso, tus piernas se encadenan a mi cuerpo, a mi cintura, tu mente esta extraviada completamente, el movimiento cadencioso hace que mi sexo entre y salga en ti suavemente, cada vez más fuerte, frenéticamente, tu deseo de fundirse completa hace que te unas a mí cada vez más, ya no es solo placer, es una necesidad absoluta de liberar esto que llevas tan adentro, de sentir completa mis manos recorriendo tus pechos, mis labios en busca de los tuyos ya inflamados, sedientos de los míos.

Y finalmente sientes como llego a la cima dentro de tu cuerpo, cierro mis ojos, me uno a ti en ese lugar donde el extásis nos cubre, sin dejar nada a la vista, tan solo la sensación de estar completamente unido a ti, de nuevo emites un grito leve pero intenso, te abrazas a mi cuerpo buscando su apoyo, nos quedamos abrazados mucho, mucho tiempo, agotados, felices, hasta que el rayo de sol de un nuevo día nos deslumbra, se posa sobre tu rostro, y se así que eres feliz, completa, mujer total…

noviembre 22, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 8 comentarios

Pensando en tus besos…

 Un excelente viernes!!

 Te cruzaste conmigo, aquel dia
y de ese instante, sueño y muero
que en tus labios, quedo mi poesia
que en tus ojos, la luz que no encuentro

Lejos estas y cerca siempre
pues ya nunca me abandonas
que en mi alma hiciste hogar
y tan solo recordarte, me emociona

Algo en mi ser se desgarra
si no me ofreces tu acento
vivo buscando tus huellas
duermo, pensando en tus besos

Mi pasado se esfuma en la historia
mi presente es lo unico que siento ya
decido a vivir, sin mas demora
y juntar todo mi amor, para ofrecerte

Algo en mi ser se desgarra
si no me ofreces tu acento
vivo buscando tus huellas
duermo, pensando en tus besos

noviembre 9, 2007 Posted by | Videos fascinantes | 10 comentarios

Adoración

your-self-away.jpg

Vive en mí una fuerza intensa que crece a cada instante, que se desarrolla como un ente vivo dentro de mi cuerpo, invade mi sangre y surca el más oscuro lugar de mi cuerpo, genera un calor exquisito, cubre poro a poro de esta piel y le hace transpirar súbitamente.

Crece a ratos lentamente, a ratos estrepitosamente, se acumula en mi cabeza, pone mi corazón a latir a una velocidad que por más esfuerzos me es imposible controlar, y en esa intensa ocurrencia de emociones, ocupa mis ojos y dibuja imágenes únicas, brillos intensos, colores perfectos, elementos que me dan paz, tranquilidad, pero que a su vez me hacen volar alto, por todo el alto de este cielo en donde puedo posarme en una nube y habitar en ella por siempre…

Con este calor que prende como hoguera todo mi cuerpo me lleno, mi piel se rinde a la caricia exacta, en el punto preciso, en un ritmo pausado, acumulando sin prisa gotas de deseo que se introducen en mi, se mezclan con eso que fluye por mi sangre, que se conectan a mis sentidos y los hacen alucinar, crear fantasías basadas tan solo en una necesidad absoluta, un pensamiento constante en esa imagen que difícilmente puedo borrar, una imagen que va tomando forma de manera deslumbrante, una extraña fuerza que me provoca, que de alguna forma se apoderan tambien del aire de este espacio, encendiendo una luz intensa que llevamos dentro…

Y en ese festin de placeres del que me voy deleitando, tu mirada, calor y dulzura combinados, una mirada que incita a rozar el límite del raciocinio, una mirada que hechiza, que envuelve al ponerse en contacto con la mía, un encuentro tan esperado por tanto tiempo y que hoy se convierte en realidad, lo tan anhelado por ambos la vida nos lo ha regalado y hacemos un deleite en cada detalle, en cada caricia, en cada mirada, en cada gesto…

Mi cuerpo en su totalidad ha sido cubierto, no existe lugar alguno que no haya sido tocado por el encantador roce de tu piel, suave, armoniosa, y la vez intensa, completa, única, cierro los ojos de nuevo, es hermoso, eres hermosa, luces hermosa, continúas en esta tarea de envolverme, de perderme en ti para siempre, en un acuerdo contundente en el que sabremos que ambos andamos juntos la vereda, descubriendo rincones en este Universo que nos hacen sentir tan unidos.

Y frente a mi un paisaje fino, delicado, sublime, tu cuerpo desnudo entregado a las caricias, con movimientos suaves, tiernos, una luz tenue dibuja tu cuerpo, tu espalda, tus caderas, te levantas regalandome una mirada de deseo, quedo prendido en esa imagen cual deidad, tus pechos firmes, tus hombros brillantes, la sombra que cubre tu sexo, al cual me dirijo para recorrer de arriba hacia abajo, de lado a lado le voy acariciando con mi lengua, lo introduzco para sentir el calor del momento, degusto ese sabor de placer mezclado con un aroma único de ti, siento la humedad, y te siento plenamente entregada, puedo saber que es el momento de introducirme en ti, de que toda esta energía que has ido generando en mi ser brote por mi sexo, se funda en el tuyo y surquemos el aire como una sola alma, cierras tus ojos, ofreces tus labios, los tomo, los devoro, y te siento completamente mía, acaricio tu cuello, tu rostro, tus hombros, tu cuello, robo cual bandido tu razón para que pueda hacerte llegar lejos, muy lejos, hasta ese punto donde el climax te invade a ti también y que en un gemido intenso lo hagas salir, y se prenda a toda tu piel, quedando marcados, tú de mí, yo de ti…

Y en esa calma total que se da después de una entrega completa, abrazado a tu cuerpo desnudo, extasiado, entregado, lleno de una felicidad plena, logro entender el motivo de toda esta sensación, eres tú, solamente tú, y  mi adoración hacia ti…

noviembre 8, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 5 comentarios

Fruta jugosa

Cherry juicy

 Me atrevo a robarle los versos a una canción de Serrat… yo no soy tan bueno para esto, pero asi puedo expresar esto que siento…

La mujer que yo quiero, no necesita bañarse cada noche en agua bendita.  
“Tiene muchos defectos”, dice mi madre y “demasiados huesos”, dice mi padre.  
Pero ella es más verdad que el pan y la tierra.  
Mi amor es un amor de antes de la guerra.
Para saberlo la mujer que yo quiero, no necesita deshojar cada noche una margarita.  
La mujer que yo quiero, es fruta jugosa prendida en mi alma como si cualquier cosa.  
Con ella quieren dármela mis amigos y se amargan la vida mis enemigos. 
Porque sin querer tú, te envuelve su arrullo  
y contra su calor, se pierde el orgullo y la vergüenza. 

La mujer que yo quiero es fruta jugosa, madurando feliz, dulce y vanidosa.  
La mujer que yo quiero, me ató a su yunta para sembrar la tierra de punta a punta  
de un amor que nos habla con voz de sabio y tiene de mujer la piel y los labios.  
Son todos suyos mis compañeros de antes: mi perro, mi scalextric y mis amantes.  
¡Pobre Juanito! 
La mujer que yo quiero me ató a su yunta, pero por favor no se lo digas nunca…Canciones de Joan Manuel Serrat 

Algún día lo sabra, espero… y compartiremos cerezas una tarde al lado de una chimenea, dejando que el tiempo corra, existiendo solo nosotros, disfrutando el jugo que deja en nuestros labios, y esparcirla por todo el paladar, cubriendo toda su piel, de punta a punta de su cuerpo, dejando que nuestros cuerpos se encuentren, y compartan tambien su ansiedad, y la liberen…
 

noviembre 7, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 6 comentarios

Aún a la distancia

desire-day-2.jpg 

Vives tan dentro ya de mí, te has instalado sin el menor temor, has ido recubriendo cada parte de mi pensamiento con tu imagen, con tus finisimos y elaborados detalles que a la vez lucen tan simples, pero que se introducen en mi alma y la dejan marcada, deseo tanto tu amor, lo deseo aún más que ayer, sentirte tan mía, sentirme tan cerca de ti, aún estando lejanos, sin embargo hoy aquí, en este lugar, por alguna razón, percibo tu presencia a tan solo unos pasos de mí, es como una fuerza intensa que con el pensamiento desea hacerte llegar a mí, este lugar, el sitio acostumbrado para vernos, frente a este enorme parque en donde la gente camina tranquila, sin el menor sentimiento de nostalgia, les observo caminar, me entretengo en sus rostros, en esas imágenes de risas, de miradas enamoradas, de niños deleitandose en sus juegos, de una calma absoluta entre quienes en ese momento cruzan mi camino y entre todos ellos busco tu mirada, imagino tu andar por entre los arboles, te veo correr por entre la hierba, con esos recuerdos me siento feliz, pero por dentro encendido vive un deseo por encontrarte pronto.

Algo en mi corazón me sigue diciendo que te encuentras cerca, que por algún juego irónico de la coincidencia te escondes entre las ramas de los árboles, y que, como un lazo invisible del pensamiento nos encontramos unidos.

Degusto este vino exquisito que me acompaña el recuerdo, su color cereza picota me fascina, lo recuerdo dibujando tus labios, bañandolos enteros, ese sabor afrutado que dejo en tu paladar, ese sabor a melocotón que combina soberbiamente con tu boca, esas notas florales, esos detalles de vainilla en el aroma me llevan inmediatamente a tu imagen, a tu rostro, a tu aroma, esta mezcla de uvas Cabernet y Sangiovese que el tinto Tignanello 2000 Marchesi Antinori tiene  me hace cerrar los ojos, el momento exacto de juntar mis labios a los tuyos, de disfrutar de nuevo el contacto con tu piel,  haciendome así desear aún más tenerte frente a mí,  y con una enorme fuerza pedir que así sea.

A lo lejos se dibuja una figura conocida, imposible reconocerla con este brillo de sol que me ciega, que solamente me deja observar las sombras, más sin embargo, tus ojos te identifican, tu sonrisa que brilla aún más que el mismo sol que refleja tu figura, estas ahí, caminando a tan solo unos metros míos, como extraviada, pero felíz, pensando seguramente en las tantas ocasiones que caminamos estos senderos abrazados, unidos por este sentimiento, deseando que nos mantuviera así toda la vida, pero, en esta ruleta del destino, nuestros caminos nos separaron, cada quien creo una vida lejos del otro, y ahora es el mismo destino el que nos tiene aquí, en el mismo lugar, tan cercanos, dispuestos a redescubrir aquellas sensaciones que tantas veces nos hicieron volar.

Y busco así tu mirada, te sigo con la mirada mientras doy otro sorbo a la copa del tinto, me pareces hermosa, precisa, no pierdes ese toque fascinante que me hechizo ya hace tanto tiempo, sigues recorriendo ese mismo camino que podríamos describir de memoria, caminar con los ojos cerrados, tan solo sintiendo el contacto de tu mano unida a la mía, como lo hicimos ya tiempo atrás, en fin, parece que al igual que yo anhelas el encuentro, más no lo esperas, vives, como yo, unida a ese recuerdo que nos hace tan felices.

De repente haces un alto, volteas hacia la trattoria donde me encuentro, y el deseo se vuelve realidad, tu mirada se cruza con la mía, al principio extrañada, tan sorprendida, te detienes por completo, luces paralizada, y yo me siento igual al sentir el embrujo de tu mirada, diriges tus pasos hacia mí, mi corazón late cada vez más fuerte, conforme te siento más cerca siento un ligero hormigueo que corre por mi espalda, apresuras tu andar, llegas frente a mí, y con todo el deseo guardado, con todas esas intenciones ocultas por tanto tiempo, te recibo en un beso apasionado, que me haga recordar toda esa historia vivida, que haga estallar en pleno la alegría por encontrarte de nuevo aquí, que te recuerde que jamás deje de pensar en ti, a pesar del tiempo y la distancia.

Y así volvemos en el tiempo, como si nunca hubiese pasado, tantas cosas por compartir, tantas anécdotas, sentimientos, vivencias, estas cosas que sólo contigo puedo expresar, detalles que sólo a ti te contaría, y que hoy te entrego como en aquellos días. La luna media luce con un brillo especial, nos cubre y deja su manto luminoso en esa sonrisa, en esa mirada enamorada que tanto he añorado, que hoy de nuevo encuentro.

Dejamos el lugar, yo sigo embelesado en ese destello que emite tu rostro, no puedo dejar de admirarlo, no puedes esconderlo, aún cuando tu mirada evade mi mirada, al momento de encontrarnos el magnetismo es único, y de nuevo esa mirada, flotas en un espacio que sólo nos pertenece, donde sólo tu y yo habitamos y tan bien conocemos, caminamos sin hablar, tan solo observandonos por tanto tiempo, llegamos al lugar donde hace meses me hospedo, sin hablar, tan solo con la mirada te invito a entrar y de igual manera asientes, sin necesidad de confirmar, sólo contigo lo logro, sólo contigo lo vivo.

Y estando ya en la habitación voy saciendo mi ansiedad, voy cubriendo con estas manos del tamaño de tus sueños tu cuerpo, voy acariciando suavemente tu rostro, y con los ojos cerrados voy recordando cada pliegue, cada lugar en donde mis labios, mis manos, mi lengua dejo algún recuerdo, mientras tú te dejas llevar, te entregas plena, no opones resistencia, y te unes a este ritual exquisito, tus manos recorren mi espalda, con tus dedos vas marcando tu territorio, este cuerpo que es completamente tuyo, pasas con tus labios a entregar caricias suaves, siento la humedad de tu lengua, mientras voy descubriendo entre tus piernas un calor sublime en donde deseo quedarme mucho tiempo….

Mis manos siguen su recorrido, acarician tu cadera, se posan en tu trasero firme, con el leve roce de la punta de mi dedo escribo tu nombre por tu abdomen, siento tu temblor, busco tu mirada, llego al nacimiento de tus pechos, ya ahora firmes, deseosos de ser invadidos por los poros de mi piel, los tomo delicadamente, dirijo ahí mis labios, los cubro completamente, voy dejando huellas en tu aureola, tus pezones son una suprema delicia, llego a ese punto donde una delgada línea separa tus pechos, los disfruto como la ofrenda de amor inmensa que recibo, tus manos ya con mayor intensidad dejan huellas en mis hombros, tus labios parecen buscarme ansiosamente, y los voy guiando hacia mí con besos delicados, apenas rozándolos, manteniendome a distancia, hasta sentirte encendida, completamente llena de pasión, y entonces cubro completa tu boca con la mía, exploro tu paladar con mi lengua, descubro esas notas florales, ese sabor afrutado, esa sensación de madera que el tinto dejo marcada, voy bajando por tu cuello, pequeñas caricias de mis labios que provocan, que buscan hacerte explotar, tus ojos no se abren, los cierras aún más fuertes, pareciera que no dejas salir todo este cumulo de sentimientos que como una reacción en cadena van en aumento, y continúo mi labor, me encuentro de nuevo con tus pechos, con esa piel suave, exquisita, memorable, y deseando hacerte explotar, liberar toda ese sentimiento reprimido, llego a tu sexo ya húmedo, cálido, y lo voy acariciando suavemente, mi lengua lo va disfrutando al máximo, voy observando como cambia a un color aún más calido, voy sintiendo el sabor excitante de ese nectar que va desprendiendo, y tu cuerpo se arquea, busca elevarse hacia el cielo, con tus piernas me mantienes cautivo, y sigo este encuentro maravilloso con tu sexo, hasta que tus fuerzas no dan para más, te derrumbas con un grito de enorme placer, pero deseosa de seguir este camino hacia el climax, y con tus manos tomas mi rostro, lo llevas deseosa hacia ti, te unes a mi con tus labios hinchados, parecen así descargar toda esa vorágine oculta por mucho tiempo, mientras que mi cuerpo te busca, mi piel se funde a la tuya, mi sexo se introduce en el tuyo y soy perfecto ahora ya unido completamente a ti, soy ya enteramente tuyo, vivo en ti, soy parte de tu cuerpo, y ya ninguna fantasía se asemeja a esta realidad, mi sexo habita perfectamente en el tuyo, y en esa unión exacta nuestros cuerpos encuentran un punto de máximo placer, deseas sentirme tan dentro de tí, te deseo sentir así, como siempre lo había anhelado y hoy por fin lo vuelvo realidad, ante tanta pasión desbordada, el camino hacia el máximo placer a tu lado es sencillo, es tan simple dejarnos guiar como en un lenguaje secreto que sólo tú y yo conocemos, en un vaiven delicioso que presagia el momento en que la entrega es total, has alcanzado la cima a mi lado y entre piel, humedad, calor, este amor se consuma completo, dejando una promesa de jamás, jamás olvidarnos, por todo aquello que unidos vivimos, aún a la distancia…

Y al final sólo me quedo con tu imagen radiante de felicidad abrazada a mi lado, y mi firme pensamiento, eres alucinante, eres tan valiosa, tan adorable, que dicha tenerte en mi camino, andar al lado tuyo hacia ese lugar donde el amor no se equivoca…

noviembre 7, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 7 comentarios