Dwight Hartigan, a sin place…

Humedo deseo

bath tube experimentes

Tu cuerpo recibe las primeras gotas del agua cálida que brotan de la regadera, se posan en tu piel, la acarician, mientras que tu mente viaja hasta el lugar donde te encuentras conmigo, cierras los ojos y puedes percibir la brisa de mi respiración en tu espalda, por tu oído, sientes mi cuerpo desnudo detrás de tí…

Abres los ojos de nuevo, el agua ha cubierto la plenitud de tu cuerpo, delgados hilos húmedos se deslizan por tu espalda, hacen pausa en tus hombros, toman dirección a tu cuello, bajan sigilosamente por tus pechos y se posan en su centro, bañan delicadamente tus pezones y con ese contacto basta para provocarles reacciones, y tus ojos de nuevo se cierran para llevarte conmigo…

Sientes el contacto de mis manos acariciando tus pechos, excitandoles suavemente, confirmando con ello que en tu cuerpo se despierta algo, mientras que la brisa de calor que el agua emite nos llega al rostro, dejando rocío en tus labios invitando a probarlos, sientes así como se posan en los tuyos, se unen con fuerza dejando su huella que permanece hasta hoy tangible, tan fuertemente que aún sin estar ahí los traes con el recuerdo, con la memoria de aquellos momentos compartidos, y con la luz, tus ojos se abren de nuevo…

Es ese roce tibio el que deleita la superficie de tu cuerpo, llega ya a los rincones escondidos donde el placer habita, se ha acumulado ya tanto tiempo y esta listo para desbordarse, para ser liberado al más mínimo toque, llevándote a extremos que jamás pensaste, que sólo imaginas, tus manos se deslizan y llenan a plenitud tu piel de esa sensación, deseando, imaginando que sean en realidad esas manos fuertes, firmes, las que te van acariciando, van dejando huella indeleble por donde pasan, desean llegar más allá, tocar, acariciar, robarte el suspiro y el aliento, dejarte quizá sin fuerza alguna después de ese encuentro de cuerpos deseosos, húmedos, cálidos, extraviados, buscándose mutuamente, entregados a sus más plenos deseos, en ese momento tus ojos se cierran, y llegas de nuevo a mí entera…

Estoy ahí, te tomo por la cintura, te acerco a mí, mis labios rozan el lóbulo de tu oído, en un arrebato de placer lo muerden, escucho tu expresión suave, emites un leve gemido que indica cuanto tienes guardado para dar, sientes mi erección rozando ese punto donde el placer se ha acumulado, deseando sentirse dentro de ti para fundirse entero, para ser cubierto, acariciado por esos labios que en forma de capullo tu sexo forma, en donde la humedad del lugar se mezcla con el dulce néctar que ahí surge, pero que es perceptible, deliciosamente reconocible por mi paladar, me postro ante ti, siento el líquido caer sobre mi cabeza, refresca mi lengua para poderla llevar a dibujar maravillas en ese sitio tan tuyo, que me ofreces y del cual bebo sin límite, con el único fin de mantener el vuelo aún más alto, donde la vista se pierda, y el sentido también…

Te estas tocando, no dejas de hacerlo, exploras tus puntos internos que bien conoces imaginando, sintiendo que son mis labios los causantes del magnífico placer, con tu otra mano sigues recorriendo tu cuerpo, tus pechos portento de dicha completa, tus labios que inflamados parecieran explotar, sigues tu tarea de descubrir aún más, estoy a tu lado aún sin estarlo, esta relación nos ha dejado huellas tan profundas que podemos estar unidos, juntos, aún a la distancia, tan solo usando la imaginación, el recuerdo…

Una leve exhalación indica lo alto que has llegado, lo lejos que este placer te ha hecho sentir, pero por dentro existe un deseo absoluto, sentirme dentro de ti, consumar plenamente el acto sublime de crear el amor, de volverlo un arte perfecto, de dibujarlo como si fuera una obra maestra, y es así como tus ojos me indican ese deseo, dan ordenes precisas las cuales sigo sin cuestionar, no sin seguir marcando tu piel con mis labios, continuando el paso que esa delgada y tenue superficie de agua va haciendo contigo, por tus tobillos, tus muslos, tu entrepierna, dejando de nuevo el recuerdo del aroma de placer en tu sexo, siguiendo por tus caderas, tu trasero, la espalda que al contacto se arquea, se extiende, cortas el aire con una nueva exhalación, con un gemido grave que pide, que exige llegar a más, llego hasta tu cuello y voy secando la humedad acumulada, se siente cálido, aún más cálido conforme me voy adentrando, tus manos buscan mi piel, la rasgan, tu cuerpo de nuevo se inclina, se postra invitando a descubrir, y es así como entro en ti, lentamente, dejando que sientas la plenitud de la excitación conforme voy fundiendome contigo, conforme mi sexo se cubre totalmente del tuyo, de su calor, de su humedad, tus ojos no desean abrirse, se cierran como no dejando escapar el mínimo placer que en ese momento vas sintiendo, mientras voy siguiendo el ritmo de nuestros centros absolutos, entra y sale mi sexo suavemente en el tuyo, se va intensificando, tal cual como el calor que en el lugar se siente, que evapora esta humedad que existe, dejando sólo esta sensación de enorme energía, una energía que se libera dentro de ti, y que me transmites plena al sentirme a tu lado, dentro de ti, unido enteramente a ti…

Y abres tus ojos, caes rendida, extasiada, buscando mi presencia, mi abrazo, mi apoyo, mas sin embargo no encuentras a nadie, estas sola, pero a pesar de esa ausencia, inmensamente feliz…

noviembre 27, 2007 - Posted by | Sensaciones y vivencias

16 comentarios »

  1. Mi estimado George, lindo su texto solo que no se engolosine obviando lo obvio…
    dele menos a la descripción y mas a la suposición.
    Palomilla críticona

    Comentario por fterrazas | noviembre 28, 2007 | Responder

  2. GRACIAS!

    Esto, justamente ESTO es lo que queria leer! y no solo eso, ver de nuevo estos colores en su pagina, que doble regalo.

    Ahora si, a la regadera…

    Comentario por Beatrix | noviembre 28, 2007 | Responder

  3. De acuerdo con la palomilla, procure que sus párrafos sean eso, párrafos, si no se convierten en tesinas

    Comentario por borregata | noviembre 28, 2007 | Responder

  4. Agradezco no saben cuanto los comentarios para mejorar la calidad de los textos, la verdad es que me da por explayarme y luego pues ya no mido, pero bueno, prometo mejorar,

    Gracias de nuevo.

    Comentario por George Constantine | noviembre 28, 2007 | Responder

  5. Que bueno Bea que le pude entregar un par de sorpresas -se las debía-,

    Que la regadera haya sido toda una experiencia!!!

    Comentario por George Constantine | noviembre 28, 2007 | Responder

  6. ¡Y se hizo la Luz!

    Caray, que grata sorpresa que regreso el azul y junto con él, tus letras.

    Da gusto tenerte de regreso.

    Recibe un fuerte abrazo, un beso y una sonrisa

    Comentario por Abogada del Diablo | noviembre 28, 2007 | Responder

  7. Bien me lo dijo mi buena amiga Roge Abogada, “nunca esta más oscuro que cuando va a amanecer” -o algo asi- y ya ve, que amanece.

    Gracias por los envíos, le mando los mismos de vuelta.

    Comentario por George Constantine | noviembre 28, 2007 | Responder

  8. Totalmente de acuerdo con el comentario vertido por la Abogada.

    Y se hizo la Luz! El texto como siempre delicioso y el retorno del azul a su casa es mas que bienvenido.

    Saludos,

    Comentario por Martha Roge | noviembre 28, 2007 | Responder

  9. Pues srita Roge, todo lo hice porque me haga llegar un par de los deliciosos dulces en cajeta que venden en la tienda esa que administra, ya ve, el interes tiene pies…

    Comentario por George Constantine | noviembre 28, 2007 | Responder

  10. He leído dos veces acerca de los dulces de cajeta, y debo confesar acá entre nos que son de mis favoritos, y yo que no soy antojadiza, bueno que le digo… ya se me antojaron… así que tambien quiero probar esos dulces…

    Abogada envidiosilla

    Comentario por Abogada del Diablo | noviembre 28, 2007 | Responder

  11. Uy Abogadd!! pues en algun momento le paso los datos del local, si puede andar por estas tierras del norte aprovecha, prueba y ya me dice…

    Mientras, unas obleas de esas que venden por alla para mitigar el antojo…

    Comentario por George Constantine | noviembre 28, 2007 | Responder

  12. Jermanin… el obejtivo de la visita, lo veras en el proximo coment.

    pero no, no se puede venir a ver a un maese como tu y quedarse inmerso en la tonteria de no FELICITARTE POR TAN ENCOMIOSA Y ESPECTACULAR FORMA DE DESCRIBIR.

    Me pronuncio en contra de Fab palomi yesca y la maestra Borregata… (que chistoso, a quien se le ocurre ponerse un nick asi)… bueno alla ella con su nootropismo evolutivo.

    yo no creo que sean tesinas, son nada mas y nada menos, ATORADOS INTO UNEXORCISED WORDS que grandes escritores como tu tienen adentro. * creo que la palo mi yesca esta envidosa de ti… je je, como ella hasta ahora esta arpendiendo a escribir, por eso te dice eso, pero tu, tu mi carnalin no peles.

    POR SUPUESTO, LA SUPOSICION SI HAY QUE presuponerla… por ejemplo yo supongo que tu supones que la cajeta es dulce y se antoja como la piel de las pieles en tus narraciones… etc.

    ninnias, soy de cajeta.

    hice una defensa publica tuya, que ni la abogadilla esa que tanto te procura se ha dirimido en promulgar… pero ya ves amistades son las que no se dejan ver sin ocuando se necesitan. si la descubres lo sabras, si no, pues no hay problema, todo se sabe en la vinnia del sennior.

    total.. e insisto… ahi te voy en un segundo con el coment que me trajo por estos lares.

    TUVE QUE VENCER EL FIREWALL PA VENIRTE A VER.

    PENDIENTE CON LOS DE MONTEFIASCONE

    Comentario por Tlalocman | noviembre 30, 2007 | Responder

  13. Como no te voy a querer
    si mi corazon azul es,
    y mi piel dorada …
    siempre te querréééééé

    LOJ PUMAJ!

    PUUUUUUUUUUUMAAASSSS!!!!!!!!!

    Comentario por Tlalocman | noviembre 30, 2007 | Responder

  14. Tsss, orale Tlalocman, se celebra tu retorno!!!

    Y pos viniendo de ti, celebro el comentario, se toma en cuanta jermano.

    Que envidia de la buena ser aficionado de un equipo de los buenos caray!!! Porque aca los Rayados son una triste ilusión y de ahi no pasan, felicidades.

    Comentario por George Constantine | noviembre 30, 2007 | Responder

  15. La forma de extasiarte y engolosinarte es obvia y necesaria, como no hacerlo en tan maravillosa experiencia húmeda, quién no conozca una vivencia asì, puede decir lo contrario.

    Creo también que usted se desliga de las reglas de lo concreto y conciso, para adentrarse en el abismo erótico y remontarnos a la experiencia.

    Me pasa que cuando describo una acción de ese tipo, los detalles me absorben, es más me detengo en esas descripciones, tal vez porque al recordarlas un ligero cosquilleo me dicen que no lo soñé.

    Siga con la magia.

    Un abrazo

    Comentario por cuatroletras | diciembre 5, 2007 | Responder

  16. Mira 4L, pues ya no me dejas nada para explicar, a mi me gusta mucho el tema, me gusta mucho el desarrollar el momento, el describir el detalle, el tratar de que cuando se lea se viva, por eso me agrada saber que te remonta a la experiencia, deseando que esta sea de un mayor nivel que lo que un servidor trata de compartir.

    Gracias amiga, saludos,

    Comentario por George Constantine | diciembre 5, 2007 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: