Dwight Hartigan, a sin place…

Razones infinitas

Angel white

No es tu estilo una elegancia absoluta llena de glamour y de imágenes perfectas; no es tu plática una sucesión de hechos fabulosos soportados por viajes, anécdotas, podría decirse incluso que tu charla se reduce a tus labores cotidianas, a tus vivencias con tus pocas amistades, con los pocos conocidos, a la rutina de vida que llevas y que con el tiempo has ido creando.

No eres una mujer de mundo, no, en lo absoluto, de hecho no viajabas cuando te conocí, sufrias de mareo al subir a los aviones; tus gustos musicales resultan también reducidos, conoces poco y ni siquiera es de tu época la música que te agrada, es raro, nuestros gustos no son del todo comunes, y es algo que ya conocemos de tiempo.

Eres incluso de una personalidad variante, bipolar dices tú, a veces encantadora y fascinante, a ratos descontrolada, desesperada, insoportable, me pregunto cómo es posible que alguien puede convivir a tu lado, y no lo entiendo.

Sin embargo a pesar de esos desperfectos existe en tí algo que crea magia, que detiene el tiempo y que logra que me pierda en lo absoluto y profundo de tus ojos, posees una cualidad única que me ha llevado a tantos caminos recorriéndolos juntos, no tienes la madurez total de una mujer, eres una flor en crecimiento,  pero entregas, ofreces, de una manera tan intensa, tan completa, que uno se abandona a tu presencia, a esa imagen tan tuya con una personalidad que domina y que me hace reconocerte cuando estas cerca.

Y al unir mis labios a los tuyos puedo percibir el punto exacto, el motivo de tantos sentimientos, la razón por la cual en mi alma crece una flama que pasa a ser hoguera, calentando el frío de la soledad, iluminando la oscuridad en la que me encuentre, y prendes, provocas, enciendes los sentidos a un nivel que nunca puedo determinar ni adivinar, se vuelven tuyos y los llevas a alturas nunca exploradas, juegas con ellos, los dominas y con ello dominas mi voluntad que se rinde ante tí completa.

Llevas por dentro la energía de un remolino que arrasa con lo que tenga enfrente, te dejas llevar por el sentimiento y no te detienes ante nada, mujer de extremos, de tomar o dejar, eres admirable por ello, encantadora aún cuando regresas derrotada por las consecuencias de tus actos, buscando el refugio que en mí siempre encuentras.

Es tu personalidad compleja cual un rompecabezas que me encanta definir y que cambia constantemente, a cada encuentro, no es predecible, a veces difícil, a veces dulce y fascinante, y con ello me intrigas, me haces buscar más de ti.

Apareces en el momento necesario, es con tu simple compañía que me haces sentir seguro, pleno de nuevo, con tu presencia a mi lado, recostarte, abrazarte sentir tu aroma, la textura de tu piel, y sentir de nuevo paz en este Universo, sin necesitar más.

Es con ello que encuentro razones infinitas para sentirme unido intensamente a ti.

enero 3, 2008 - Posted by | Sensaciones y vivencias

5 comentarios »

  1. Lindo texto, ahora exploras otras cualidades que tienen las mujeres, esa dicotomía, esa personalidad única que hay que descubrir en cada persona.
    Palomilla apocatastásica

    Comentario por fterrazas | enero 4, 2008 | Responder

  2. Como ya lo dice Fab lindo texto.

    Me gusto mucho este texto por real, por honesto, uno ama a las personas mas por lo que no Son que por lo que Son.

    Y es justamente en esas diferencias que uno ve en el otro el complemento.

    Linda foto ademas -como siempre-

    Comentario por Beatriz | enero 4, 2008 | Responder

  3. Quieres una razon infinita para escribir?

    y lo digo yo la nancy de la ciudad de pecado:

    Qeu barbaridad varvarica, sin duda conoces el interior de las mujeres.

    Con esas dotes ya no hay infinito mas finito que el corazon de las mujeres infinitas al alcance de tus manos finitas.

    A proposito, beat, ayudale a Fab a terminar un texto dadaista que posteó.

    Comentario por Nancy Callahan | enero 5, 2008 | Responder

  4. En el campo de la física la teoría del magnetismo indica: “Un imán consta de dos polos, denominados polo norte y polo sur. Polos iguales se repelen y polos distintos se atraen”.

    En el amor ocurre igual, los polos opuestos se atraen y precisamente esa diferencia es la que los complementa.

    Un beso

    Comentario por Cordelia | enero 7, 2008 | Responder

  5. ¿Por qué? Me preguntan, ¿Qué tiene él? Son tan distintos, No comparten ideas, ni vivencias, la música que les gusta es diferente. Formas de pensar distinta.
    Pero eso es lo que hace interesante un encuentro, las diferencias.

    Saludos

    Comentario por cuatroletras | marzo 24, 2008 | Responder


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: