Dwight Hartigan, a sin place…

Cuerpo perfecto…

Bum 

Es sorprendente la forma como tu cuerpo se acopla al mío, el modo como tus formas encuentran el lugar preciso donde alojarse para reunirnos en una sola posición, como uno sólo, como si nos conocieramos de toda la vida, con la perfección que sólo contigo encuentro.

Es fabuloso el modo como tus labios son perfectos a la medida de los míos, como provocan, causan excitación, prenden mis sentidos para irlos llevando a lugares de fantasía que recorro a tu lado y con los cuales descubro novedades que sólo a tu lado puedo reconocer.

Es maravilloso encontrar ese brillo único en tus ojos que deslumbra, que hechiza y que devuelve la vida y la energía aún en los momentos más oscuros, te deja absolutamente absorto, lejos de este mundo, se introduce en tu mente, deja tu imagen grabada, tu rostro, tu mirada, tu sonrisa, esa faz enamorada que te hace lucir aún más hermosa.

Es fascinante verte a lo lejos caminar con ese paso sensual que sólo tú manejas, desplazarte con tu figura sobria, plena, absolutamente hermosa, que llena cualquier espacio de brillo, que obliga a seguir con la mirada, elegante, dominante, segura de su belleza, y de lo que con ello provoca.

Tenerte a mi lado, unir tu cuerpo al mío, ir ascendiendo en el cúmulo de pasión que existe entre nosotros, prender el fuego de la pasión y dejar que las llamas nos devoren completos sin preocupación alguna, sentir que este sentimiento nos lleva aún más allá de lo que creíamos existe, y que continúa absorbiendo el deseo en cada punto donde nuestras pieles se juntan, de sentir que el centro de nuestro placer, de donde deriva el brillo y la magia que al juntar nuestros labios surge, eleva su temperatura, se humedece completo, en un rito exacto que nos lleva a adorarnos más y más, a sentir adicción de ti en cada lugar donde me encuentro.

Y  el estar dentro de ti, ir entregando mi virilidad con la fuerza que el placer, la sensualidad de tu figura, la sexualidad que de ti se desprende, provocando locura ante tu imágen desnuda, ofreciendo con ello mi corazón, mi alma dedicada a plenitud a tu persona en esos momentos, es algo que va más allá de lo que cualquier palabra pueda describir, verte disfrutar cada momento, cada caricia, la fuerza de mi sexo dentro del tuyo, transformándote en una fiera deseosa de sentir la plenitud de mis manos en ti, las manos que tienen la medida perfecta de tus senos, rigidos, excitados a plenitud al menor toque, tu cadera que se mueve voluntariosa y al ritmo que logra llevar tu placer al máximo, el gemido que emites al llegar a ese punto máximo, y la frase que suplica que deje que pase ese momento, donde después te observo extraviada, conmocionada, estrechando tus piernas como buscando no liberar lo que estas sintiendo, apretando tus pechos para buscar más, aún más…

Así entonces más allá de esto, más allá de todo aquello que descubro contigo y que me haces sentir a plenitud, llega el momento de calma, te observo descansando, rendida, aún con el sudor que el momento ha dejado, junto tu cuerpo a mi lado y de nuevo lo descubro, te acoplas perfecto, tu cuerpo es único en su medida al mío, es un molde diseñado exacto al mío, y en cada encuentro se confirma, eres única en este Universo, en cada encuentro descubrimos un nuevo modo de estar unidos, por una eternidad parecería…

Anuncios

diciembre 29, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 2 comentarios

1460 días

The Longing 

Esa noche fue especial en nuestras vidas, y como tal le diste el toque perfecto, cuidaste cada detalle en tu imagen, lucías más que fenomenal, divina, única, fuiste reservando sorpresas a cada instante y yo ante tal cumulo de detalles me fui dejando llevar.

Tu presencia siempre en un negro clásico que te identifica plenamente, has cambiado tu cabello, te hace ver aún más radiante, te notas ante todo feliz, algo angustiada pero feliz, llego al lugar de la cita y te puedo identificar a la lejanía, presurosa esperando quizá mi llegada, y al verme sonríes iluminando el lugar, te acercas a mí y nos encontramos en un beso como cada uno de los que nos entregamos, único, fantástico, que hace revivir todos los instantes del pasado que tenemos atesorados en este baúl de recuerdos privado.

La mesa puesta, arreglada muy a tu estilo, has montado un servicio completo, tu escoges el vino blanco Torres Gaudas que siempre ha sido tu favorito, de mi lado observo que has puesto un Phillip Togni tinto que nos recuerda aquel encuentro del 2004 en Houston.

El beso se prolonga, se vuelve intenso, puedo recorrer de memoria tu figura, hoy deliciosamente marcada por este vestido ceñido, los hombros y la espalda descubierta, mejora tu imagen cada vez que nos vemos, eres más mujer, más madura, mas perfectamente hermosa. Me detienes en este camino por la búsqueda del deseo, me pides que pasemos a la cena, “me urge mostrarte las sorpresas”, ya el vino fue una, pero antes de cualquier otra cosa, aparecen ofreciendo en un par de copas largas el Billecart Salmon Brut Rose con el que celebramos aquella primera ocasión en Provenza, veo que estas decidida a hacerme recordar los instantes más bellos vividos a tu lado.

Celebramos la vida, los recuerdos, los instantes, las malas y excelentes experiencias, embelesado, fascinado, encantado como siempre con tu rostro, escuchandote narrar todo lo vivido a la lejanía, lo conocido, lo aprendido, lo que te ha hecho crecer y madurar en tus opiniones y en tu forma de ver la vida, aún más me encantas, no verte en este tiempo me ha hecho extrañarte y hoy que de nuevo te veo me siento más unido a ti, a lo que hoy me muestras y que compartes. A lo lejos escucho…

“…todo es un misterio, poderoso y místico, cuando vuela el alma, y encuentro tu destino, ligado a aquel camino, que acaba siempre pensando en ti…”

Siempre lo pense así, este camino, todos los caminos acaban siempre contigo, y hoy lo confirmo…

Se apaga la luz completamente dejando pasar sólo el brillo de luna de este ventanal enorme que permite ver la ciudad a pleno, que baña tu rostro y tu cuerpo exquisito, el servicio se retira dejando un camino de velas cuidadosamente colocado y orientado hacia el lugar donde por primera vez nuestros cuerpos se entregaron mutuamente marcando para toda la vida esta unión.

“…todo se hace nuevo, espontáneo y único, y es mayor el sueño, después de haber tenido, tus brazos y los míos, tocándonos la piel y sentir…”

Y es eso lo que mi mente tiene, un deseo intenso de sentir tu piel, de ir grabando de nuevo con mis labios tu figura, así me hinco ante ti y voy recorriendo con besos tus pies, tus piernas, tus rodillas, tus muslos, puedo ver como lo vas sintiendo, te acaricias los pechos, los aprietas y continuas acariciando tus hombros, tu vientre, yo me alojo en el centro de tu placer y me deleito de la humedad que éste emite, el sabor a la uva champagne del Brut Rose se vuelve tentadora, sorbo un trago del vino delicioso y lo mezclo con el sabor de tu piel, alojo el líquido en tu vientre, lo veo temblar al contacto, escurre creando un camino que sigo ansioso, mi paladar, mis labios, mi lengua se van llenando de esta unión deliciosa hasta llegar a ese punto que te hace volar, tomo otro trago de vino y lo derramo en tu sexo, mi lengua lo esparce por cada rincón y se queda impregnandolo incesantemente, tus sentidos te han llevado lejos, muy lejos, con tus manos aprietas mi cabello, pareces indicarme el camino y lo entiendo al escuchar decir…”no pares, estas en el punto, no pares…”, y sigo mi camino, vuelvo a humedecer tu sexo cálido con el champagne, de nuevo marco caminos en tu interior que incrementan tu pulso a tope, tu cuerpo se dobla, se arquea, se manifiesta ante la intensidad de lo que estas viviendo, muerdes tus labios, los sangras, eres intensa, eso lo recuerdo muy bien, las marcas en mi espalda lo confirman…

Ahogada en un grito queda atrapada toda tu pasión, tu cuerpo encendido a pleno, tus fuerzas se doblegan ante esa sensación absoluta, en un murmullo atinas a decir…”quiero sentirte dentro, muy dentro de mí…”, me retiro a observarte, me libero de las prendas que aún porto, ya excitado me dispongo a cumplir lo deseado, entro en ti sin dudarlo, siento ese calor exquisito que se da al envolver tu sexo al mío, la humedad que existe, lo delicado que como flor se muestra ese punto donde todo el deseo a su máxima expresión se libera.

Tomo tu cuerpo delicado, lo acerco a mí lentamente y lo voy llevando en un vaivén que te hace sentir mi virilidad dentro de tu perfecto cuerpo, siento la fragilidad en tu cuerpo pero a la vez la imagen de belleza y armonía en tus muslos que me rodean, en tu cadera fundida a la mía, en tus pechos que se agitan con el movimiento de esta danza erótica absoluta, tu cabello se desliza y va dibujando una figura que te cubre parcialmente haciendote ver aún más hermosa, mostrando que tu satisfacción es plena. Es esa imagen la que me va provocando, voy sintiendo un escalofrio recorrer mi espalda, seguir por mis piernas, alojarse en el centro de mi cuerpo y sentir la descarga total de la energía que mi sexualidad emite dentro, muy dentro de ti…

Sientes ese calor húmedo que ahora inunda tus adentros y te sujetas a mi cuerpo, te fundes no solo en el centro de nuestros placeres, sino en la piel, en nuestras almas que ya son una sola,  a lo lejos un espejo es testigo y deja imágenes grabadas para la eternidad, tu y yo unidos a plenitud, como en un principio, como en este instante…

Caemos rendidos, agotados por la magnificencia de la noche, me pierdo en tu imagen reposando, dormida, desnuda, fascinante, única, te abrazo a mí y nos perdemos en la quietud de la noche, hasta que nos damos cuenta, va saliendo el sol, es tiempo de que cada quien se dirija a sus ocupaciones, tú en esta cuidad, yo hacia un destino distinto.

Renacemos de nuevo en cada encuentro, la completa felicidad nos inunda y estamos compenetrados aún más que ayer, celebramos un encuentro más, de estos 1460 días de estar juntos, unidos, odiándonos, deseándonos, amándonos…

diciembre 21, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 6 comentarios

Hot, real hot…

De la película hindú Murder, un extracto sumamente hot con la bellisima Mallika Sheriwat… para regresar de la oscuridad….

diciembre 19, 2007 Posted by | Videos fascinantes | 3 comentarios

Esta en tu mirada

Being woman

…It’s in your eyes
I can tell what your thinking
my heart is sinking too
It’s no surprise
I’ve been watching you lately
I want to make it with you…

No dejaste un espacio en absoluto sin haber sido recorrido, ningún lugar en la habitación que no hayamos ocupado, completamente, totalmente, fuiste llevándome por cada punto y en cada lugar fuiste dejando recuerdos imborrables, emociones indescriptibles, cubriendo mi cuerpo de caricias, de besos, dejando marcada mi piel de tu presencia, signando huellas imborrables que jamás podre olvidar.

Y en ese intenso encuentro que vivo contigo, al sentirme unido a ti completamente,  me quedo prendido en tu mirada, creando un lazo que fluye por el aire y nos complementa, es un diálogo preciso, secreto, exclusivo entre tú y yo, que me grita cuanto deseas sentirme unido a ti, dentro de ti, mientras tus manos complementan el mensaje, dejando huellas precisas intensificando con cada toque la pasión, y con esa mirada me voy haciendo dueño de tu mente, de tu pensamiento, de tu pasión, del deseo absoluto, del aroma que tu piel expide, del aire que emite tu respiración…

Así vamos descubriendo nuevos Universos llenos de brillo, un calor inmenso nos envuelve, nos hace sus presas, los demonios internos brotan en un acto de exorcismo mítico, lo siento alrededor mío, te siento que me cubres completamente, y mis fuerzas lejos de reducirse se incrementan, no deseo separarme de ti, y con ello mi boca se une a la tuya, recorre tu paladar, mi lengua transforma caricias dentro de ti buscando que el deseo se encienda más, aún más.

Te toco, te penetro, te beso, te acaricio, siento tu cuerpo cálido, la humedad de tu piel, el aliento al tener tu rostro divino cerca al mío, y de nuevo lo cubro con mis labios, dejando sabores que saben a ti, que me dejaran recuerdos únicos de ti.

Te veo de espaldas, reclinada, en un acto de entrega supremo, me llena de alegría al ver tu mirada, llena de placer y a la vez con una energía que contagia, mi cuerpo unido al tuyo, mis manos de nuevo llenándote de caricias, llevándote más allá de los límites conocidos, en ese juego extremo que hábilmente llevamos a cabo, mi cuerpo bañado en sudor causa de ese fuego que nos cubre, causa de ese intenso deseo de quedarme por siempre prendido a ti.

Te veo de frente, nuestros cuerpos se juntan y combinan de manera perfecta dejandonos con la sensibilidad a flor de piel, tu mirada de nuevo me domina, se une a la mía y el diálogo se hace mayor, la humedad de tu cuerpo se mezcla con la mía, y voy degustandola lentamente con mis labios, mi lengua, cubriendo tus hombros, tus pechos, tu vientre, llegando a tu sexo, vibrante, excitado, cálido, y mi lengua va acariciando con delicadeza ese íntimo sitio para provocar que tu cuerpo se arquee, que te retuerzas presa del sentimiento, que exclames al mundo lo viva que te sientes al disfrutar a tal nivel, y que con esa exclamación absorbas todo el placer que surge total del momento, que deseas llegar más allá, que toda esa excitación no es posible contener, y es ahí, en ese momento único, que de nuevo te penetro, me fundo en el calor de ese espacio y todo estalla en mil colores, lenta, pausadamente, vamos elevándonos y sientes como mi cuerpo te cubre de nuevo en ese calor total, hasta llegar a tocar el cielo, volviendo el espacio en un color azul, un azul tan plácido que sientes haber llegado al Paraíso…

Y llega así la calma, después de este vendaval de sensaciones, te veo postrada en la cama, desnuda, inmensamente feliz, sin embargo, mi deseo de gozar tu piel aún no se ha saciado, y mis labios deciden tomar ruta por tus muslos, ir sintiendo tu piel en cada poro de tus perfectamente delineadas piernas, recorro tus rodillas, busco por la parte posterior, bajo a tus pantorrillas, lamo con suavidad tus tobillos, y llego a tus pies, mi mente se pierde, la tranquilidad en la que reposabas también, electricidad corre hasta el centro de tu cuerpo, reaccionas, puedo ver tus pechos erguirse de nuevo, y correr humedad por entre tus piernas, tus ojos se cierran para disfrutar la caricia, mientras mis labios van recorriendo la planta de tus pies, para llevarte a la súplica…”para, te quiero sentir dentro de mí”… mis labios se detienen a esta señal, mi cuerpo busca al tuyo de nuevo desesperadamente, hasta encontrarse, fundirse, unirse en una sola alma encendida totalmente en llamas, concientes de que tentamos demonios de lujuria, que liberamos deseo reprimido, volviéndome adicto a tu persona, un adicto pleno a tu cariño,  una parte interna de ti y como tal deseoso de jamás separarme tal cual estamos en ese instante, en una unión que por siempre me dejará marcado y de la cual tu mirada jamás podre olvidar…

diciembre 11, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 8 comentarios

Pertenezco a ti

Dark 

…Who else am I gonna lean on
When times get rough?
Who’s gonna talk to me on the phone
Till the sun comes up?
Who’s gonna take your place?
There ain’t nobody better
Oh baby, baby
We belong together…

Dibuja una estela de luz deslumbrante tu rostro iluminado por el baño de luz que la luna entrega, luces radiante, y es tu belleza una perla solitaria en este mar de fantasía en el que nos encontramos, en esta oscuridad que nos cubre donde emites un brillo absoluto que cubre todos mis espacios, y que conforme más contemplo más deseo. En tu mirada reflejas la totalidad de los deseos que tu alma atesora junto con la ilusión de entregarlos en una completa pieza, de develar todos los secretos que en tu piel se ocultan y que hablan de un placer intenso mezclado con un sentimiento que ha ido creciendo con el tiempo, y es éste el que te hace vivir de manera distinta el momento, lo vuelve único, en una atmósfera cubierta de enormes sensaciones de las cuales ni tú ni yo deseamos reprimir.

Y con esta conjunción de sentimientos, teniéndote frente mío deseando encontrarme aún más cercano,  me deleito con el paisaje que dibuja  tu rostro iluminado por las luces de la noche, por el resplandor que cae de esta luna intensa y que magnifica tu semblante volviéndolo maravilloso, así puedo permanecer una eternidad contemplándote sin dejar de hallarte aún más hermosa que el instante anterior, motivo de  una magia creada por la maravilla de sentirte enamorada.

Me va cubriendo un calor interno al observarte, se intensifica al estar en contacto con tu piel, al tocar tu mano delicada, suave, llevarla a mis labios para disfrutar de tu aroma que de lejos puedo percibir y que me deja extasiado completamente, entregando en un beso la promesa de ser cómplice en esta aventura que vamos construyendo, y al roce de mis labios con tu piel se incrementa mi deseo pleno de llegar hasta tus labios para aprisionarlos y no soltarlos jamás, succionar de ellos el elixir prometido que habla de unión eterna, de lo que significa volar alto a tu lado.

Es en este lugar y en este momento donde queda para mi grabado en el recuerdo, marcado en el alma lo que se respira en el aire, la completa atracción que siento hacia ti, y al mirar en el interior de tu ser se que es mutuo, pero debo confirmarlo, es indispensable para mí, acerco tu rostro al mío para encontrar tu boca, percibiendo en ti la respuesta y eliminando mis ya mínimas dudas, dando paso a mis oscuras intenciones, donde el deseo forma solo parte de esta relación, volviendo el encuentro en  algo más grande y profundo, más trascendente, completo, fascinante y único, llevando a mis labios a recorrer tu rostro perdiendose en su brillo, absorbiendo toda esa energía que sólo contigo puedo encontrar y que sólo tú me das, la tomo toda para que se vaya conmigo y me acompañe mas allá de nuestro Universo, conciente de que hay una frontera de distancia y de tiempo que nos separa pero que con esta dosis puedo sobrellevar.

Mis manos van recorriendo tu cuerpo, se posan en tus senos que brotan deseosos, tu corazón late más fuerte, lo puedo sentir, y en este encuentro donde nos tomamos de las manos fuertemente, podemos sentir el correr de nuestra sangre a un mismo ritmo, creciendo, pero con un calor exquisito que no solo llega a nuestras manos, va llegando hasta el centro de nuestros placeres volviendo exigencia el encontrarse, el abrir la puerta a los deseos reprimidos.

Con ello mis manos van haciendo un mapa preciso en tu cuerpo, pasan por esta tela que cubre tu cuerpo, y hábilmente lo van descubriendo para dejar el contacto directo de tu piel con mi piel, deleitados en la delicadeza de la lenceria que portas, voy dejando rutas en tus hombros, en tu espalda en la que los caminos se vuelven intrincados, se cruzan y se vuelven a encontrar, dan vuelta y me llevan a tu pecho, que me espera cálido para recibir la caricia que lo hace reaccionar, el encuentro de nuestras pieles lo vas siguiendo atenta tú también, siento tus dedos marcar mi espalda, bajar a mis muslos y apretar fuertemente mientras mi lengua humedece tus pezones descubiertos, dejando con un ligero mordisco marcas y recuerdos de la intensidad que existe entre tu y yo, mis manos auscultan ya entre tus muslos, hacen un lado la prenda que cubre el centro de tus placeres, percibo ya la humedad que se ha ido acrecentando paso a paso,  el sonido de un gemido profundo que emites cuando mis dedos rozan apenas la piel de esa área escondida, volviéndose más intenso al sentir como van entrando en ti, acariciando, buscando, excitando, llevandote a un punto extremo, cierras los ojos, el lugar encerrado, el calor generado te va haciendo sudar, lo puedo percibir, mis labios recorren tu frente encontrandote completamente entregada al momento, al deseo de vivir el placer al máximo guiada por mis intenciones, y lo vamos logrando, te postras completa en el lugar que ocupas, encoges el cuerpo, aprietas tus muslos, te quedas por un momento fuera de este lugar, y ahí te encuentro, siguiendo este camino al placer total, hasta que en una exhalación completa tu cuerpo queda completamente rendido, entregado y extasiado, te tomo en mis brazos para que reposes, para que regreses de ese letargo en el que has caido, para verte mujer completa, pasional, enamorada y tan feliz, segura de que ambos nos pertenecemos, para siempre.

diciembre 1, 2007 Posted by | Sensaciones y vivencias | 5 comentarios